ENTREVISTA: Observatorio de la Cultura San Juan Pablo II

ENTREVISTA: Observatorio de la Cultura San Juan Pablo II

SIGUENOS-FACE

Diario Electrónico presenta una interesante conversación con tres expositores del Observatorio de la Cultura San Juan Pablo II.

¿En qué consiste el Observatorio de la Cultura San Juan Pablo II?

Benjamín Lagos: Nuestro observatorio es un centro de estudio, que se enfoca en la formación de nuevos liderazgos. Nuestros ejes se basan en los principios católicos y el rol social de la Iglesia. Tenemos tres ejes, que son: formación, investigación y opinión.

BENJAMIN LAGOSLo que estamos haciendo es descentralizar nuestra labor, porque partimos en Santiago, pero también creemos que parte fundamental de nuestro que hacer es mirar a la patria y su integridad, ver las necesidades espirituales y materiales de Chile. En razón de aquello, hemos desarrollado una estrategia para expandirnos a diferentes localidades, con personas que coloquen las problemáticas de la región y desarrollen un foco nuevo de formación, investigación y opinión en cada zona.

Así estamos partiendo en Talca, desde el mes de julio, con la visita de Agustín Laje. A partir de entonces, estamos desarrollando una labor de extensión, de darnos a conocer y de dar a conocer nuestro primer eje que es la formación, donde podemos convocar a más personas.

En esa línea se inscribe nuestro seminario “Por la razón o la fuerza: Chilenos recuperemos la patria”, porque estamos en el mes de la patria y la fecha es ideal para reflexionar acerca de los desafíos que interpelan a todos los chilenos. Y el seminario tiene como objetivo formar estos liderazgos en el contexto de la batalla cultural que se está desarrollando Chile.

Respecto al nuevo proyecto de la presidenta, sobre la incitación al odio, ¿de qué manera esto nos puede imponer una política de lo legítimamente correcto pero dejando de lado la verdad?

Carlos Canales: Últimamente la izquierda y los movimientos de izquierda se han enfrascado en decir que todas estas cosas a favor de la vida y a favor de la familia son políticamente incorrectas y, por lo tanto, hay mucha gente en Chile que tiene miedo de decirlo.

El diagnóstico que nosotros hacemos es que, a lo largo de todo Chile, hay mucha gente que defiende la vida, defiende a la familia y que está dormida porque no ve instancias para hacer públicas estas ideas. Y ese es el objetivo del Observatorio, es el objetivo del seminario que estamos haciendo y del diplomado que esperamos desarrollar acá; el de despertar a la derecha, despertar a la gente que está a favor de la vida y de la familia, para que; con argumentos acerca de retórica, de debate, con conocimiento de la situación actual en Chile, con conocimiento de cómo trabajar con la gente y cómo trabajar en grupo, pueda desarrollar estas ideas más allá de su grupo; por ejemplo, dentro de las Universidades.

¿Qué patria hay que recuperar?

Rodrigo Donoso: Hay que recuperar la patria conservadora. Podrías decirme “¿qué es esa locura de ser conservador?”, pero la verdad es que la posición conservadora, que ha mutado durante el tiempo, es precisamente la que nos asegura el progreso, el bienestar y la felicidad, lo que todos andamos buscando en la vida.

Rodrigo DonosoCon el diagnóstico de que la sociedad contemporánea tiene un gran problema, debemos entender cuál es la solución que atrasa este problema, y la solución es: defender las ideas que probadamente le hacen bien a la sociedad.

La diferencia esencial, más allá de los matices ideológicos, entre un progresista y un conservador, es que un progresista quiere probar ideas nuevas, mientras que el conservador nos dice que la economía funciona en la medida en que establezca los parámetros de corrección, de dinamismo propio. Y lo que ha funcionado a lo largo de la historia es la economía social de mercado, entonces, nosotros tenemos que defender la economía social de mercado. Hay que arreglarle cosas, pero es ese principio lo que le hace bien a la sociedad.

¿Creen que las personas de Occidente viven en una cultura donde las emociones están por sobre la razón?, por ejemplo en el área política.

Benjamín Lagos: Yo creo que la ideología se sirve siempre del sentimentalismo, de la exacerbación de sentimientos mal sanos, para darle un auge a sus propia causa.

¿Donald Trump daría este uso a las emociones?

Benjamín Lagos: Donald Trump es una reacción a eso. Es una reacción cultural de un americano que siempre se sintió ignorado por las entidades del partido demócrata. Trump no tiene la personalidad típica de un estadista, pero contiene elementos que encarnan a ese americano que juega beisbol, que tiene un auto de los años 70, que le gusta tener artos cabros chicos; tiene un estilo de vida distinto al que intenta imponer el aparato mediático políticamente correcto y por eso Trump logra una adhesión interesante en EE.UU.

Respecto a los dichos del Papa, en su último discurso, sobre el tema del matrimonio igualitario, ¿comparten la idea de que “tanta libertad hace parecer que el modelo conservador sea como algo retrógrado”?

Carlos Canales: La izquierda ha tenido esa ofensiva, a través de la descalificación y de las falacias. Salen los Mayol diciendo: “tú, si piensas distinto no entiendes nada”; y salen los Sánchez diciendo: “no, si tú piensas distinto entonces eres machista” y por eso ella se llama feminista.

Carlos CanalesAnte eso, la derecha ha tenido dos opciones: la de liberarse un poco, hacerse un poco más progresiva y empezar a ceder en temas como la homosexualidad o el aborto; y la otra posición, que es la que toma el Observatorio, es contraatacar con ideas claras, defendiendo ciertos principios que pueden parecer retrógrados, pero que en verdad son principios cristianos y de sentido común, que le hacen bien a la sociedad porque defienden la vida, la familia y otros tantos temas.

Entonces, lo que dice el Papa es cierto, entendiendo que a la familia hay que protegerla por sobre todo y la doctrina social de la iglesia católica es bien clara en decir que la familia está compuesta por un hombre y una mujer.

Considerando lo anterior, ¿cómo ven a Chile en los próximos cinco años?

Benjamín Lagos: Depende de la actitud que tomen ciertos sectores políticos. Es bueno que la sociedad civil sostenga estas banderas, porque los civiles no están sometidos a las presiones que tienen los políticos y es muy importante que estas ideas se vean como mayoritarias. La sociedad civil juega un papel muy importante, al igual que iniciativas como el Observatorio, fundaciones y personas naturales que llevan a cabo labores de difusión de estas ideas. Ellos tienen la misión de seguir haciéndolo, para que los políticos vean que estas ideas tienen amplia acogida en la sociedad y cuando eso pasa el político se siente respaldado. De esa manera, es menos propenso a amilanarse.

Creo que en la medida que la sociedad civil se exprese con tanta riqueza y con tanta fuerza, eso va a hacer que los políticos cambien de opinión, quizás no ahora ni en cinco años más, pero esa es la dirección que hay que tomar.

 

¿Comparten ese Axel Kaiser de que los políticos se mueven por el voto más que por el ideal?

Benjamín Lagos: Axel Kaiser tiene una tendencia a caricaturizar, absolutiza ciertos rasgos del político. Yo creo que el político es un ser humano más, que puede obrar mal y puede obrar bien, el problema es el sistema en el que está inmerso, los incentivos que tiene. El político está inmerso en un sistema valórico en el cual es muy difícil que él actúe de otra forma, porque está sumergido en una lógica electoral y ha perdido el tema de difundir principios.

 

Rodrigo Donoso: Yo siento que los políticos contemporáneos sufren un cáncer que se ha ramificado por todo el cuerpo ideológico de la política de hoy en día, que es: el populismo. Me refiero a que hoy en día los políticos de izquierda o de derecha son presa de la opinión masiva, de las encuestas y no son realmente entes políticos. La política está para defender ideas y principios, no para “defender” lo que supuestamente quiere todo el mundo, eso es ni siquiera entender la raíz propia de la democracia.

 

En este sentido, ¿qué político sería J. A. Kast?

Rodrigo Donoso: Personalmente, creo que Kast es un agente contracultural dentro de esta rama gigante de políticos y quizás por eso mismo hoy en día le está yendo tan mal en las encuestas.

A mí me encantaría que Kast fuera el próximo presidente de Chile, creo que es el candidato más alineado con mi forma de pensar, pero sin embargo, me parece que es un agente contracultural.

 

Benjamín Lagos: Si bien es cierto que hay un sistema en el cual el político está inmerso, el político también tiene la obligación moral de tener una actuación pública por sobre sus estándares, porque también debe ser coherente con los principios que dice defender. El problema es que como el político vive inmerso en este sistema, también vive en una dinámica muy cerrada donde el insumo de él no es la realidad sino la encuesta y el asesor que le dice lo que él tiene que decir. El político cae en un círculo de mentiras donde creen que las necesidades del país son de una forma que no es.

 

¿A quién invitamos al Observatorio?

Carlos Canales: Primero hago una invitación a formarse, a la población en general, a tomar instancias como lo son el Observatorio. Donde contarán con una profundización de todos esos principios de sentido común; con profesores de excelente calidad, como el Cardenal Medina, el Padre Raúl Hasbun, Hermógenes Pérez de Arce, Pablo Maillet, entre otros.

El segundo llamado que quiero hacer, es a los universitarios, a alzar la voz. A todos los cristianos y a esas personas que tienen sentido común, que defiendan esos ideales que hoy no se están defendiendo, porque los universitarios son representados por una federación de estudiantes que no los representa. Entonces, yo hago un llamado a alzar la voz, para defender las ideas que hoy en día no está defendiendo la derecha.

 

Hablando desde la vereda de la derecha, alguien dijo: “lo que le pasa a nuestro sector, es que las ideas que presentamos son tan difíciles de entender que es mejor tomar el otro camino”, ¿ustedes comparten eso?

Rodrigo Donoso: Hemos sobreideologizado tanto la realidad, que la gente se va al carril progresista porque estos tipos plantean ideas, que no se entienden, pero que se ven tan bonitas al lado de las ideas añejas del conservadurismo.

Lo que nosotros defendemos en el Observatorio son un grupo de ideas que han sido comprobadas a lo largo de mucho tiempo, las ideas que defendemos como cultura occidental, llamada Cultura Judío-Cristiana. Defendemos los principios de la tradición occidental que nos hacen bien.

 

¿Dónde van a desarrollar sus próximas actividades?

Para fin de año, probablemente en noviembre, tendremos un diplomado en Talca. Será un curso intensivo de formación para los nuevos liderazgos en el Maule, bajo nuestros valores y principios.

En Santiago estamos haciendo círculos de formación, que son círculos profundización temática, por ejemplo: con el profesor Mario Correa sobre el tema de la cultura, con el profesor Juan Carlos Ossandón sobre el liberalismo, con el Padre Hasbun sobre la familia y así varios temas más.

La invitación es a visitar nuestra página: www.obcultura.cl