Marcelo Albornoz, uno de los jueces suspendidos de Rancagua, muere tras dispararse con arma de fuego

Marcelo Albornoz, uno de los jueces suspendidos de Rancagua, muere tras dispararse con arma de fuego

Banner noticias

Este miércoles murió el ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Marcelo Albornoz, quien era investigado junto a otros tres jueces por irregularidades al interior del tribunal de alzada.

Según confirmó la Policía de Investigaciones (PDI), Albornoz se suicidó durante la mañana de este miércoles tras dispararse con un arma de fuego, y se habría concretado luego de que su esposa saliera del domicilio a realizar unas compras, quien se percató de la muerte al retornar a la vivienda.

La situación se comunicó luego de que este martes fuera objeto de una resolución disciplinaria del pleno de la Corte Suprema al abrir un cuaderno de remoción en su contra y suspenderlo con cuatro meses con medio goce de sueldo.

Precisamente en la investigación que también indaga a Marcelo Vásquez y Emilio Elgueta, Albornoz tenía un sólo cargo en su contra tras haber recibido dinero de un imputado.

En tanto, su cuerpo fue retirado alrededor de las 16:00 horas por el Servicio Médico Legal, e informaron que se entregará durante la mañana de este jueves. Además, la Brigada de Homicidios de la PDI se mantuvo en su domicilio ubicado en la avenida Bombero Villalobos para realizar todas las indagaciones.

Asimismo, el fiscal regional subrogante de O’Higgins, Javier von Bischoffshausen, confirmó que el ministro del tribunal rancagüino se quitó la vida con un arma inscrita a su nombre.

“En este momento sin duda que la tesis más fuerte y evidente del lugar es que se trataría de un suicidio por una pistola que se encontraba a nombre de la víctima, lo cual ocurre en su propio domicilio, específicamente en el segundo piso, en su pieza”, explicó.

Investigación

El escándalo en la Corte de Apelaciones de Rancagua comenzó el 22 de marzo cuando el pleno de la Corte Suprema suspendió al ministro Emilio Elgueta al enterarse que la Fiscalía de esa ciudad iba a solicitar su formalización por enriquecimiento ilícito y prevaricación.

El tribunal máximo del país, el 4 de abril pasado, adoptó la misma medida para los ministros Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz.

Mientras tanto, se dejó en manos de la ministra de la Corte Suprema, Rosa María Maggi, el sumario administrativo que concluyó que los tres jueces cometieron graves faltas a la probidad.

En el caso de Albornoz se le sancionó por un sólo cargo por haber solicitado dinero al doctor Luis Arenas, por la suma de 1 millón 500 mil pesos, mientras éste incumplía la prisión preventiva, imputado por tráfico de estupefacientes.

Reacciones

La Asociación Nacional de Magistrados expresó su pesar luego de conocerse la muerte de Albornoz a través de una declaración pública, expresando que “esperamos que los procesos que se han vivido nos lleven a reflexionar no sólo sobre la necesidad de cambios sino también a incorporar en ellos una perspectiva de proporcionalidad, humanidad y protección de derechos”.

Por su parte, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, dijo que es muy doloroso lo sucedido, añadiendo que espera que este tipo de circunstancias no vuelan a repetirse.

Un emocionado vocero de la Corte Suprema, el ministro Lamberto Cisternas, no quiso especular sobre el motivo de la muerte del ministro Albornoz, extendiendo sus condolencias a la familia y descartando que el ministro se haya comunicado con algún miembro del alto tribunal.

A su vez, el abogado defensor del ministro Albornoz, Gonzalo Linazasor, manifestó que fue trágico e injusto lo ocurrido, agregando no tener dudas de que la medida de la Corte Suprema lo llevó a tomar esta decisión y descartó que sufriera de algún trastorno mental.

“No cabe duda que fue la decisión judicial la que lo llevó a tomar esta medida tan trágica. Marcelo tenía una salud mental, por lo menos en lo aparente, estupenda, era sociable, amigable, era una persona encantadora”, aseguró.

El ministro Pedro Caro Romero, presidente de la Corte de Apelaciones de Rancagua, lamentó la muerte de su colega, descartando haber tenido contacto con la víctima en los últimos días. Tras el deceso, el pleno del tribunal decretó duelo oficial por tres días en la región.

“Por ahora como Corte de Apelaciones sólo queremos manifestar nuestro dolor y pesar por esta terrible noticia, y respeto a su familia y esperando que puedan tener la paz y tranquilidad que necesiten”, sostuvo.

La información es de: biobiochile.cl