American Airlines y United anuncian 32.000 despidos

American Airlines y United anuncian 32.000 despidos

Ambas aerolíneas instaron al Congreso de Estados Unidos a aprobar un nuevo rescate para evitar los despidos.

Las aerolíneas estadounidenses American Airlines y United Airlines anunciaron que despedirán a 32.000 de sus trabajadores a partir de este jueves (01.10.2020), cuando expiran las condiciones del rescate al sector impuestas por el Gobierno de Estados Unidos.

American Airlines tiene previsto despedir a unos 19.000 empleados, mientras que United Airlines a más de 13.000.

Ambas compañías instaron al Congreso de Estados Unidos a aprobar un nuevo rescate para evitar los despidos, sin embargo, las negociaciones entre demócratas y republicanos para aprobar un nuevo paquete de estímulo para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus llevan meses encalladas.

El consejero delegado de American Airlines, Doug Parker, anunció el miércoles que «como resultado» de la falta de acuerdo en el Congreso, la aerolínea «iniciará el difícil proceso de despedir a 19.000 de sus trabajadores y dedicados colegas».

Según CNBC, esta cifra representa el 14 % de la plantilla de la aerolínea, que tiene sede en Fort Worth (Texas).

Por su parte, United Airlines despedirá a unos 13.000 empleados, casi 7.000 de ellos auxiliares de vuelo.

Imploran acuerdo

«Imploramos a nuestros representantes electos a que lleguen a un compromiso, hagan un acuerdo ahora y salven los puestos de trabajo», afirmó la compañía con sede en Chicago en un mensaje a sus empleados.

Las aerolíneas estadounidenses recibieron un rescate de 25.000 millones de dólares pertenecientes a los dos billones del mayor paquete de estímulo económico de la historia del país, aprobado en marzo pasado.

A cambio de recibir el dinero, las aerolíneas se comprometieron a no despedir empleados hasta el 30 de septiembre.

La aviación es uno de los sectores más castigados por la pandemia debido a la caída en picado del número de viajes aéreos y se calcula que solo en el segundo trimestre del año las pérdidas alcanzaron los 10.000 millones de dólares.

Fuente: dw.com