“Abuso contra particulares”: Carabinero controlado por acercarse a casa de fiscal Chong se querella y alega que detective de la PDI no se identificó

“Abuso contra particulares”: Carabinero controlado por acercarse a casa de fiscal Chong se querella y alega que detective de la PDI no se identificó

El teniente coronel Fredy Vergara acusa que nunca se le indicó que fue inspeccionado en el marco de una orden de protección a la persecutora, que el funcionario de la PDI que tomó el procedimiento no tenía su identificación a la vista y que solo estos policías tuvieron acceso a sus datos personales que luego se filtraron en redes sociales.

El 7 de octubre la tensión que había entre Carabineros y el Ministerio Público se podía palpar. Cinco días antes, la fiscal Centro Norte Ximena Chong había formalizado al carabinero Sebastián Zamora por el delito de homicidio frustrado, por su presunta responsabilidad en la caída de un menor de 16 años desde el puente de Pío Nono hacia el río Mapocho. Esto, mientras participaba en labores de control de orden público.

En menos de 24 horas de ocurrida la caída, el Ministerio Público había ordenado la detención del uniformado -contra quien hoy existe un proceso para una eventual baja por omitir que portaba una cámara-, se le formalizó y se dictó la prisión preventiva. Esto generó cuestionamientos desde Carabineros, que indicó que el Ministerio Público no investigaba con la misma celeridad los casos en que los policías eran imputados, en comparación a los cuales tenían la calidad de víctimas.

Y en medio de esta situación, la Fiscalía Centro Norte abrió una causa por amenazas contra la fiscal Chong por diversos amedrentamientos en redes sociales. La situación se tornó más compleja el 6 de octubre, cuando dos hombres con casos de motocicleta fueron a dejar una carta a la casa de la fiscal, con una serie de amenazas contra su persona. Esto motivó que se dictaran medidas de seguridad para la abogada, en específico, establecer un equipo de la PDI de punto fijo en las inmediaciones de la casa de Chong.

Este era el ambiente cuando en la mañana del 7 de octubre el teniente coronel de Carabineros Fredy Vergara transitaba por Providencia y dobló por un calle, pasó por fuera de la casa de Chong, y pocos metros más adelante fue controlado por una patrulla de la PDI. Se le indicó que no tenía por qué pasar por fuera de la casa de la persecutora y que se dejaría registrado toda la situación. Luego, el detective pidió los documentos de identificación del uniformado -su cédula de identidad y su tarjeta de carabinero-, les sacó fotografías y se los devolvió. Tras eso, la Fiscalía Centro Norte informó que toda esta situación sería investigada en el marco de la causa de las amenazas contra Chong e incluso el fiscal nacional, Jorge Abbott, llamó al ministro de Interior, Víctor Pérez, para ponerlo en conocimiento de estos antecedentes.

Además, todo el procedimiento quedó registrado en la cámara personal que portaba Vergara ese día.

Sin embargo, el caso estaba recién comenzando. Pocas horas después, circularon en redes sociales fotografías del control al oficial de Carabineros, lo que motivó un reclamo de miembros del alto mando de Carabineros al gobierno. Vergara, por su lado, presentó una denuncia ante el OS-9 por la filtración.

Y esta jornada, el oficial decidió judicializar su caso. Presentó una querella en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, acusando que ha sido víctima de “abuso contra particulares”, “violación de secreto” e infracción a la Ley de Seguridad Informática.