Papa propone la castidad a los jóvenes: Es la verdadera revolución

Papa propone la castidad a los jóvenes: Es la verdadera revolución

El Papa quiso mantener un encuentro solo con jóvenes durante su viaje a Eslovaquia. Fue en el estadio Lokomotiva de Kosice, en el Este del país. 

Francisco dedicó mucho tiempo a a atravesar el estadio con el papamóvil para que muchos pudieran verle de cerca. 

Luego bendijo una imagen moderna de la Sagrada Familia, con la Virgen María embarazada.

Francisco escuchó la historia de Petra, que le contó cómo retomó la confesión…

Péter se conmovió cuando empezó a contar que que tras una peregrinación apostó por vivir la castidad durante el noviazgo… Ahora está casado con Zuzana y tienen tres hijos. 

Lenka y Peter explicaron las primeras dificultades del matrimonio, cuando descubrieron que él tenía una enfermedad. 

El Papa habló a los jóvenes sobre la castidad. Dijo que el amor es algo enorme y que es una pena banalizarlo. 

FRANCISCO
«El amor no es sólo emoción y sentimiento, esto es si acaso el principio. El amor no es tenerlo todo e inmediatamente y no responde a la lógica del usar y tirar. El amor es fidelidad, entrega, responsabilidad».

Francisco les pidió tener el coraje de amar de verdad, y de rebelarse a quienes piensan que la vida es como una serie de televisión.

FRANCISCO
«Hoy, la verdadera originalidad, la verdadera revolución es rebelarse contra la cultura de lo provisional, es ir más allá del instinto y del instante, es amar para toda la vida y con todo nuestro ser. Soñad sin miedo con formar una familia, tener hijos y educarlos, pasar la vida compartiendo todo con otra persona, sin avergonzarse de las propias fragilidades, porque está él o ella, que los acoge y los ama, que te ama así como eres».

El Papa también les habló con fuerza de la confesión, y les pidió que cada vez que reciban este sacramento se centren en el perdón y no sólo en los pecados.

Francisco estaba en plena forma a pesar de que era el último encuentro de un día lleno de ceremonias y desplazamientos. 

Antes de marcharse, se detuvo con algunos jóvenes que le entregaron regalos para se acuerde de ellos cuando regrese a Roma. 

Fuente: reporeports.com