Crean “cerebro cíborg” con neuronas humanas que supera a la inteligencia artificial

Crean “cerebro cíborg” con neuronas humanas que supera a la inteligencia artificial

A la inteligencia artificial le tomó 18 veces más tiempo realizar una tarea que el nuevo sistema aprendió en solo cinco minutos.

Un chip que integra neuronas humanas, llamado también “cerebro cíborg”, ha sido creado por el Dr. Brett Kagan, jefe del proyecto y miembro de la empresa biotecnológica australiana Cortical Labs, junto con otros cuatro científicos. Esta nueva tecnología de informática biológica muestra resultados verdaderamente sorprendentes.

“Aprovechar el poder computacional de las neuronas vivas para crear inteligencia biológica sintética (SBI), anteriormente confinada al ámbito de la ciencia ficción, ahora está tentadoramente al alcance de la innovación humana”, se apunta en el estudio de preimpresión colgado en la web de Biorxiv.

El sistema propuesto se denomina DishBrain y funciona dentro de una placa de Petri, o recipiente redondo de cristal, en cuyo interior se almacenan células humanas cultivadas. Estas se colocan encima de una matriz de electrodos diminutos, dispositivos de alta sensibilidad, para estimularlas y que detecten señales.

Los científicos insertaron cultivos de neuronas en Pong, un conocido videojuego de Atari lanzado en 1972, que trata sobre maniobrar unas palas blancas para hacer rebotar una pelota, a través de un golpe preciso, e impedir que traspase de la zona propia.

DishBrain, el “cerebro cíborg”, aprendió el juego en tan solo cinco minutos, mientras que una inteligencia artificial habitual lo logró en el transcurso de una hora y media, aunque las diferencias respecto a cuál de los dos sistemas tenía mejor desempeño se fue acortando.

“Utilizando ese sistema DishBrain, hemos demostrado que una sola capa de neuronas corticales ‘in vitro’ puede autoorganizarse y mostrar un comportamiento inteligente y sensible cuando se encarna en un mundo de juego simulado”, concluyeron los científicos.

“El trabajo futuro con este sistema puede investigar el uso de otros tipos de células neuronales y/o estructuras biológicas más complejas”, agregaron.

El modelo también funciona en neuronas de roedores, sin embargo, el experimento demostró que los patrones de las células humanas corticales (de la corteza del cerebro) las superaron.

Fuente: larepublica.pe