Gobierno de Bolivia anuncia hasta diez años de cárcel por no portar el carné de vacunación

Gobierno de Bolivia anuncia hasta diez años de cárcel por no portar el carné de vacunación

El viceministro de Defensa del Consumidor de ese país aseguró que esta medida no se trata de “un chiste”, pues según él la pandemia hay que tomarla con la mayor seriedad posible.

La nueva variante de la covid-19, denominada por las autoridades sanitarias internacionales como ómicron, sigue dando de qué hablar, especialmente ahora que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha considerado como “preocupante”, teniendo en cuenta la fuerza de contagio que tiene.

De acuerdo con dicha organización, en caso de seguir por el camino que va ómicron se podría convertir en las próximas semanas en la variación dominante del nuevo coronavirus en todo el mundo, superando así a delta, misma que hoy lidera las cifras de contagio, especialmente en Europa, actual epicentro de la pandemia.

Por esto, algunos países han decidido ser mucho más rigurosos con los procesos de vacunación entre sus habitantes, exigiendo un poco más de responsabilidad de parte de ellos y estableciendo medidas incluso judiciales en contra de aquellas personas que no cuenten con su esquema de inmunización al día.

Ejemplo de esto es Bolivia, ese país anunció en las últimas horas que impondrá sanciones que pueden llegar hasta los diez años de cárcel para todos aquellos ciudadanos que no presenten su certificado de vacunación contra el nuevo coronavirus en medio de eventos masivos de carácter público o privado o al momento de ingresar a algunos sitios en los que dicho documento sea requerido.

De acuerdo con el viceministro de Defensa del Consumidor de ese país, Jorge Silva, la medida, que empezará a regir desde el próximo 1 de enero, “no es chiste”. Para demostrarlo, aseguró que todas las personas que den positivo para covid-19, que anden en espacio público y que no cuenten con su carné de vacunación al día podrían ser acusados por el delito de atentado a la salud público y ser condenados a varios años de prisión.

“Si yo no porto, no demuestro estos documentos y si me hacen la prueba y tengo covid-19 estoy atentando contra la salud de los otros usuarios. Por lo tanto, pueden hacerme un proceso”, explicó Silva en medio de una conversación que tuvo en la televisión pública boliviana.

Asimismo, reforzó: “No es chiste, no es una cosa que salió y (…) el que quiere la cumple y el que no quiere no la cumple”.

Cabe recordar que además del carné de vacunación, el Decreto 460 también permite que las personas puedan presentar una prueba PCR negativa con la cual demostrar que no están contagiadas por la covid-19, y de esta forma poder asistir a los eventos masivos en Bolivia, así como poder ingresar a algunos espacios cerrados como iglesias, centros comerciales o edificios bancarios o estatales.

Según el Ministerio de Salud de Bolivia, al menos 3,5 millones de los habitantes de ese país ya se han vacunado exitosamente contra el nuevo coronavirus, es decir, ya presentan las dos dosis necesarias para considerar un esquema de vacunación como completo. Por su parte, casi 500.000 personas ya han recibido la dosis de refuerzo, con la cual, según las autoridades médicas, pueden tener un poco más de confianza en la lucha contra ómicron y su inminente propagación por el mundo.

De acuerdo con la OMS, ya son más de 110 países los que han reportado tener al menos un paciente cuyo contagio por covid-19 se dio por la variante ómicron. Las cifras de esta entidad revelan que 18 países del continente americano ya cuentan con la variación en sus respectivos territorios, mientras que en Europa, como epicentro de la pandemia, ya son 38 de los 53 países los que han informado sobre la presencia de ómicron entre sus habitantes.

Algunos de los países cercanos a Bolivia que dicen tener al menos un caso de ómicron son Brasil, Colombia, Perú, Argentina, y Chile.

Fuente: semana.com