Posible desabastecimiento de combustible ante bloqueo por movilización de contratistas Zona Sur

Posible desabastecimiento de combustible ante bloqueo por movilización de contratistas Zona Sur

La Refinería Bío Bío de Enap comenzó a detener sus operaciones, debido a un bloqueo de los ingresos de la planta por parte de trabajadores contratistas. La estatal reconoció que esto pone en riesgo el normal abastecimiento de combustibles para el sur del país.

Trabajadores contratistas de Enap iniciaron una movilización durante este lunes, pidiendo se revise un acuerdo marco firmado hace un año con la estatal.

Se trató de un bloqueo en el ingreso a la Refinería Bío Bío -que se encuentra en mantención programada- y en el Terminal Marítimo de Talcahuano, donde llega el combustible.

Contratistas piden trato igualitario de Enap

Los trabajadores contratistas agrupados en Fenatrasub, han planteado públicamente que desean el mismo trato y beneficios que los empleados propios de la Enap.

Por lo mismo, este domingo rechazaron comenzar un diálogo una vez que culmine el proceso de mantención mayor.
Según explicó el vocero de los trabajadores contratistas, Carlos Contreras, la injusta brecha salarial los llevó a tomar esta determinación.
En el Gobierno existe preocupación por esta movilización, según reconoció la seremi del Trabajo del Bío Bío, Sandra Quintana.

Esta última está intentado, junto a la seremi de Energía, acercar posiciones entre la empresa y los trabajadores.

Enap advierte por abastecimiento de combustible en la zona sur

Debido a la mantención mayor de la planta, en el Terminal Marítimo de Enap en San Vicente se estaba recibiendo combustible ya refinado.
Por esta razón, la estatal advirtió de posibles inconvenientes en el normal abastecimiento para la zona sur, con un alto costo para el país.

Al respecto, Claudio Parra, jefe del Departamento de Gestión de Terceros y Servicios Generales de ENAP Refinería Bío Bío, se refirió a los efectos del bloqueo que obligó a detener las operaciones, algo que tomará un par de días.

El mantenimiento programado de unidades partió hace dos semanas e implica la detención e intervención de más de 20 plantas, aunque de manera paulatina, hasta julio de este año.