A horas de una nómina que puede resultar decisiva: la pista clave de Ricardo Gareca por el futuro de Arturo Vidal y Gary Medel en la Selección

A horas de una nómina que puede resultar decisiva: la pista clave de Ricardo Gareca por el futuro de Arturo Vidal y Gary Medel en la Selección

El 5 de mayo, Ricardo Gareca entregó la lista preliminar de jugadores para la Copa América que se disputará en Estados Unidos. El Tigre consideró a 55 futbolistas, en un trámite que, en la práctica, implica poner sobre aviso a sus clubes respecto de la posibilidad de considerarlos en la versión definitiva de la nómina: la de los 26 jugadores que, finalmente, intervendrán en el torneo continental que se jugará entre el 20 de junio y el 14 de julio y en el que Chile debutará frente a Perú, el viernes 21. La Roja integra el grupo A con los incaicos, Canadá y Argentina, el último campeón y, además, monarca mundial.

En la denominada lista larga aparecieron casi todos los referentes de la Generación Dorada. En rigor, el único que no está es Charles Aránguiz. Claudio Bravo, Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez fueron incluidos por el estratega, quien, desde que está en la Roja, ha reforzado el concepto de que la presencia en el combinado dependerá de la actualidad y del rendimiento que muestren los respectivos jugadores, sin incurrir en descartes anticipados en función de un concepto que ha merodeado todas las gestiones anteriores: el recambio.

Este viernes, sin embargo, el Tigre dará señales claras de cara al certamen continental. Entre las 13 y 14 horas, el DT dará a conocer la nómina de futbolistas que disputará el amistoso frente a Paraguay, el próximo 11 de junio, en el Estadio Nacional. Desde Juan Pinto Durán aclaran que esa lista será prácticamente la misma que utilizará para la Copa América.

Gareca explora valores nuevos. Un ejemplo de esa inquietud es la preponderancia que le dio a Darío Osorio en la gira europea que comprendió los amistosos frente a Albania y Francia, en los que el jugador del Midtjylland terminó transformándose en la figura que sus condiciones siempre insinuaron. Sin embargo, basado en las múltiples vivencias que ha atravesado en su carrera como entrenador, asume que no puede prescindir de los experimentados, y menos por definición. De hecho, al recorrido por el Viejo Continente convocó a Bravo, a Mauricio Isla y hasta revitalizó a Eduardo Vargas. El caso del renquino es, probablemente, su apuesta más exitosa: con un golazo, abrió la producción goleadora de su ciclo y dijo cuenta de su vigencia, pese a los inestables momentos que vivía en su club, el Atlético Mineiro. En ese duelo, además, Bravo, Isla y el Niño Maravilla fueron considerados desde el comienzo, como una forma de brindarles soporte a los más jóvenes.

En la caída ante Francia, la disposición se mantuvo. Los tres estandartes que estuvieron considerados en la lista repitieron la designación en la oncena inicial. Desde sus respectivos puestos, aportaron para que la Roja le planteara una cerrada lucha al subcampeón mundial, que contó con todas sus figuras relevantes. Si bien el duelo terminó objetivamente en una derrota, en lo subjetivo, al menos, la imagen que arrastraba el combinado, después del errático paso de Eduardo Berizzo, quien terminó renunciando tras el empate ante Paraguay, al no encontrarle solución a los problemas de funcionamiento que mostraba el equipo en las Eliminatorias, mejoraba ostensiblemente. Gareca tomaba nota.

En el recorrido europeo no estuvieron Gary Medel ni Arturo Vidal, los otros dos nombres que completan el selecto contingente que elevó a Chile a lo más alto del fútbol sudamericano y mundial, una época que, en función del calendario y de la realidad actual, ya parece demasiado lejana. El Pitbull había perdido notoriedad en Vasco da Gama, después de resultar fundamental para el objetivo de evitar el descenso del equipo de la Cruz de Malta en la edición anterior del Brasileirao. El Rey, en tanto, había puesto fin a su periplo por lo más alto del fútbol europeo y había decidido retornar a Colo Colo. Sin embargo, aún estaba en pleno proceso de recuperación física después de la cirugía a la que fue sometido en la rodilla derecha, después de sufrir la rotura del menisco externo de la articulación, en el duelo eliminatorio frente a Colombia, en septiembre del año pasado.

La agenda de la Roja contempla un amistoso ante Paraguay, el 11 de junio. El duelo ha sido promocionado pomposamente como el retorno del combinado al Estadio Nacional, el recinto del que, por distintas razones, se había terminado alejando en los últimos años. El duelo ante los guaraníes será, por ende, la primera ocasión para el contacto entre Gareca y los hinchas.

La importancia del duelo ante el equipo de Daniel Garnero es mucho más que simbólica. Hasta ahora, es el último apronte confirmado de la Selección. Es decir, la última oportunidad de probar opciones. Y, para el Tigre, un ensayo incluso respecto de la estructura final de la nómina: este viernes entregará el listado para ese compromiso. Las presencias, o no, de Vidal y Medel entre los elegidos será una final más que decidora respecto de las intenciones finales del entrenador.

Gareca ha sido especialmente cauteloso respecto del futuro de ambos referentes en la Roja. “No puedo asegurarte. Si me haces esa pregunta puntual, no te voy a responder. Estamos en ese proceso de ver los jugadores”, respondió, inicialmente, en la entrevista que le concedió a El Deportivo. “Vidal, Medel y todos son muchachos que tienen experiencia y que si los utilizamos van a rendir porque tienen la experiencia suficiente.Pero por ahí queremos ver otra cosa de otros muchachos en esta etapa. Es algo que estamos evaluando, pero no te podría decir si van a estar o no”, puntualizó en la respuesta siguiente, en un elemento que sí puede tomarse poderosamente en cuenta.

La irrupción de opciones como Rodrigo Echeverría, quien destaca en el fútbol argentino con la camiseta de Huracán y fue parte de la gira europea, o de Marcelino Núñez, quien se consolida en el Norwich City, de la Championship, la segunda categoría del fútbol inglés, le brinda a Gareca la tranquilidad de elegir en esa zona del campo de juego. Además, tiene en mente a una carta crucial: Erick Pulgar, un insustituible en el Flamengo. El antofagastino se perdió la gira europea por una lesión muscular. Los últimos reportes, en todo caso, no son demasiado alentadores, pues está aquejado de un esguince en el tobillo izquierdo.

Fuente: latercera.com