síguenos

Marine Le Pen se compromete a cerrar las mezquitas salafistas y a deportar a los islamistas con doble nacionalidad

Marine Le Pen se compromete a cerrar las mezquitas salafistas y a deportar a los islamistas con doble nacionalidad

Si hay que poner un nombre al espectacular avance de los soberanistas en las elecciones europeas, ese nombre es el de la líder de la Agrupación Nacional (RN), Marine Le Pen, que ha logrado batir al partido en el poder en las urnas.

El dato es especialmente relevante, no solo porque Francia es el corazón de Europa, sino también por la reacción de los partidos «asentados», que llevan años poniéndole todos los palos posibles en las ruedas y demonizando a los soberanistas como intolerables radicales. Más aún: los grupos de izquierda de toda Europa están indignados por el resultado de las elecciones. En Francia, ya están provocando disturbios en un esfuerzo por intimidar a la población, arrancando banderas francesas de las casas y destrozando negocios propiedad de personas que supuestamente votan a los conservadores.

Pero la reacción de Marine Le Pen no ha sido moderar el discurso o girar hacia posiciones más cercanas a los partidos del consenso, al contrario: la líder de RN ha prometido cerrar mezquitas radicales y deportar a islamistas con doble nacionalidad en su primer discurso importante después de la victoria.

«Dadme una razón, sólo una, para mantener en nuestro territorio a extranjeros que colaboran con una ideología totalitaria que quiere la muerte de los franceses», dijo ante una muchedumbre entregada. «Las personas con doble nacionalidad conectadas con la ideología islamista deben ser despojadas de su nacionalidad y expulsadas». «Los franceses que adoptan la ideología del enemigo deben ser llevados ante la justicia y castigados«, añadió. Y exigió: «Las leyes existen, sólo hay que aplicarlas. Estas leyes se aplicarán sin debilitarse».

Al revelar que también pondría fin a la avalancha de inmigrantes ilegales que se dirigen a Inglaterra desde Francia, Marine Le Pen prometió: «Las mezquitas radicales serán cerradas y los predicadores del odio serán expulsados. El salafismo y los Hermanos Musulmanes serán disueltos».

También prometió que se garantizaría la seguridad de las mujeres y que las nuevas medidas no afectarían los derechos de los ciudadanos comunes y respetuosos de la ley. «Para mí la seguridad no irá contra la libertad, en ningún caso contra la libertad de las personas honestas», afirmó Marine Le Pen.

La dirigente francesa Marine Le Pen ha denunciado este viernes la «alianza general» de Los Republicanos con «los macronistas» de forma encubierta para no conformar una unidad con los patriotas de Agrupación Nacional.

«Es una verdadera lástima, se está haciendo a espaldas de los votantes de Los Republicanos», ha agregado, antes de denunciar los ataques de los «caciques» del partido contra Eric Ciotti, partidario de esa unidad. «Con insultos dignos de la extrema izquierda», ha dicho, según recoge Le Figaro.

Asimismo, ha reclamado «una comisión para auditar las cuentas de la nación». «La situación es consecuencia de decisiones políticas tomadas durante los últimos treinta años», ha declarado, antes de comprometerse a un Gobierno de unidad nacional contra «una extrema izquierda radical y violenta». «Provocará una gran esperanza para decenas de millones de franceses», ha manifestado en Hénin-Beaumont.

«Reuniremos a todos los franceses, hombres y mujeres de buena voluntad, conscientes de la catastrófica situación de nuestro país», ha añadido.

La dirección política de Los Republicanos ha celebrado este viernes una segunda reunión para confirmar el cese del hasta ahora líder, Eric Ciotti, que sin embargo sigue manteniendo que «todo es una farsa».

Para Ciotti, esta segunda reunión es tan «ilegal» como la primera, celebrada el miércoles. El dirigente, que ha vuelto a hablar en una entrevista a RMC, ha avanzado que puede llevar a los artífices de estos movimientos internos a los tribunales.

Fuente: lagaceta.es

A %d blogueros les gusta esto: