JA Kast y sus redes de apoyo en el oficialismo provocan ataque de histeria en Chile Vamos y lo hacen más popular

JA Kast y sus redes de apoyo en el oficialismo provocan ataque de histeria en Chile Vamos y lo hacen más popular

SIGUENOS-FACE

José Antonio Kast se ha transformado en un político que ha sabido sacar provecho a las redes sociales y a la contingencia, pero especialmente tejiendo y ampliando redes de apoyo dentro del oficialismo y dando un verdadero dolor de cabeza al gobierno y a Chile Vamos, puesto que además ha logrado “infiltrar” casi la totalidad de los equipos parlamentarios de senadores y diputados con jóvenes seguidores que militan en RN, la UDI o Evópoli, pero que ademas son sus fervientes admiradores y no lo ocultan. Este es quizás el mayor mérito de ex diputado: ha logrado encantar con su propuesta a los jóvenes que dan vida a una derecha más conservadora y es el oficialismo en estado de histeria colectiva el que lo ha hecho más popular sin que el propio Kast se lo haya propuesto, de hecho fue la esposa de Piñera en una entrevita la que abrió el fuego y revivió la vieja consigna “todo contra Kast”, generando toda clase de comentarios y reacciones de parlamentarios del oficialismo que sólo ayudan a posicionar mejor al candidato que dicen rechazar y de paso les a dado el coraje suficiente para que los kastistas tapados salgan del clóset a gritar su apoyo al rubicundo líder de Acción Republicana.

Desde su movimiento, Acción Republicana, se han ido forjando los lazos de respaldo tanto a nivel parlamentario, alcaldes, columnistas, abogados y afines que se sienten identificados con los valores conservadores que profesa como la familia, antiaborto, el orden, la seguridad, la defensa de las Fuerzas Armadas y Carabineros como también el sistema económico imperante incluyendo a las cuestionadas AFP.

De esta forma y de acuerdo a una publicación del diario La Segunda, los lazos entre alcaldes figuran José Manuel Palacios (UDI) de La Reina; Nora Cuevas (UDI) de San Bernardo y Miguel Araya (UDI) de Buin.

En cuanto a columnistas destaca Gonzalo Rojas que escribe en El Mercurio; Álvaro Pezoa de La Tercera y Axel Buchheister que también escribe en el diario de Copesa.

Sobre diputados, Kast posee un fuerte respaldo de sus ideales de legisladores de RN como Camila Flores, Miguel Mellado, Francesca Muñoz, Cristobal Urruticoechea, Harry Jurgensen, Eduardo Durán, Aracely Leuquén y Carlos Kuschel.

Mientras que en la UDI figuran María José Hoffman y Renzo Trisotti; en Evópoli con Carmen Gloria Aravena.

En Acción Republicana es obvio que cuenta con el respaldo de Francisco Javier Leturia, fundador de la UDI y que integra el comité político; Jorge Barrera, abogado de la UDI que integra el comité político del movimiento y Antonio Barchiesi, director ejecutivo de Acción Republicana. Un caso especial es el respaldo del diputado Ignacio Urrutia, quien renunció hace algunas semanas al gremialismo.

Pero el dolor de cabeza para Chile Vamos y el propio gobierno es que quienes respaldaron en su momento a Piñera han puesto en el debate el retorno del pinochetismo, del cual los partidos políticos de la derecha buscaban distanciarse.

Incluso más, Kast está socavando el respaldo obtenido por el Presidente Sebastián Piñera en las presidenciales pasadas, ya que en las últimas encuestas su desaprobación ha aumentado por varios elementos que han complicado al gobierno y que tienen que ver con el concepto que el líder de Acción Republicana busca y pregona: el orden y la seguridad.

Además, si uno recurre a las redes sociales, lo cual no es un indicador sólido para demostrar una hipótesis, se da cuenta que muchos han comenzado a criticar las políticas y decisiones adoptadas por Piñera y su gobierno, alejándose y lamentándose de haber apoyado al mandatario en los comicios presidenciales.

Así, una forma que puede ser leída la pretensión de Kast es tensionar al conglomerado oficialista y buscar ser una alternativa distinta a Chile Vamos, lo que provocaría un sismo importante en la derecha más liberal.

También hay que mencionar que Kast está provocando un temor en el oficialismo, lo cual se manifiesta en las entrevistas que Piñera y su esposa Cecilia Morel dieron a medios de comunicación y en las cuales cuestionaban su postura. Incluso se habló de imponerle la “ley del hielo”.

A lo anterior se suma la postura asumida por RN, partido que recomendó a sus militantes alejarse de la posición del excandidato presidencial.

Sin embargo, hay factores que impiden que el apoyo ciudadano pueda crecer para Kast y es que su posicionamiento más a la derecha de Chile Vamos va en contra de la derecha liberal existente y que está en el gobierno, a lo cual también se suma su postura conservadora ante temas que han motivado fuertes movimientos sociales como el aborto, la igualdad de género y el feminismo.

Como va el factor Kast es de esperar los resultados de las próximas encuestas, puesto que aún queda mucho “genero por cortar” y que se decanten algunas posturas tanto del gobierno como de Chile Vamos ante los temas denominados valóricos.

La información es de:  Hans Hansen de infogate.cl