Senadores se abren a extender el estado de catástrofe por la pandemia pero exigen un «plan» al Gobierno

Senadores se abren a extender el estado de catástrofe por la pandemia pero exigen un «plan» al Gobierno

Los parlamentarios señalaron que revisarán «en su mérito» la propuesta del Ejecutivo reconociendo su desgaste y falta de efectividad que se enfrenta a la necesidad de extender la vigencia de medidas asociadas.

El próximo 30 de junio vencerá el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe que el Gobierno solicitó renovar en marzo pasado tras estar vigente hace un año con motivo de la pandemia del covid-19.

El Presidente Sebastián Piñera, si desea extender aún más su vigencia, deberá contar con el respaldo del Congreso, el que deberá autorizarlo o rechazar su intención.

Así a menos de un mes de que eso ocurra y en medio de una situación sanitaria crítica aunque con un plan de vacunación que avanza, desde el Senado ya analizan cómo recibirán una eventual solitud de ampliar la medida constitucional, a la que están «atadas» no solo medidas económicas aprobadas por el Parlamento, sino que la facultad de restringir libertades individuales y potestades excepcionales para el Estado.

La presidenta de la Corporación, senadora Yasna Provoste (DC) explicó que «vamos a ver en su mérito, cuando se haga la presentación respecto de la prolongación del estado de excepción constitucional».

«Nosotros ya hemos iniciado conversaciones al interior de la oposición, pero creemos que cuando esta iniciativa llegue, la vamos discutir en su mérito», sostuvo.

La ex presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD) planteó a Emol que «el estado de excepción ha sido una herramienta constitucional para poder tomar decisiones importantes en medio de una pandemia tan dramática como la que estamos viviendo y ya ha existido desde el año pasado en momentos incluso en que la situación sanitaria no era tan grave como la que estamos viviendo hoy día».

«Tenemos más de ocho mil casos diarios, más de cien muertos al día, Tenemos un desborde del sistema de salud, las camas clínicas están ya colapsando, por lo que en mi opinión se amerita continuar con el estado de excepción del cual dependen muchas decisiones legislativas incluso de políticas públicas que hemos venido definiendo», agregó.

Sin embargo, la parlamentaria de oposición enfatizó que «el Plan Paso a Paso me parece que hay que revisarlo entero, eso realmente ha demostrado que no tienen ningún vínculo con la realidad, con la forma como se ha desarrollado el virus, con la expansión de la pandemia, con las realidades sociales y económicas que están viviendo las familias como consecuencia de la pandemia, por cierto el toque de queda lo revisaría también».

Por otro lado, el senador Francisco Chahuán (RN) dijo esperar que se renueve la medida y se cuente con el respaldo parlamentario para ello, aunque reconoció que se deben «analizar» otras medidas, por ejemplo el pase de movilidad que «una alternativa valiosa».

«Si bien el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) está garantizado más allá del estado de excepción constitucional, por ejemplo, aquella que dice relación con la posibilidad de postergar el pago de los insumos básicos sí lo está. Por tanto, el llamado que yo quiero hacer es a extenderlo, sobre todo pensando en que están aumentando vertiginosamente los contagios», sostuvo el oficialista.

Mientras que el senador Juan Antonio Coloma (UDI) cuestionó la forma en que se ha aplicado hasta ahora y planteó que es necesario que el Gobierno presente un nuevo plan asociado a la medida para poder respaldarlo.

«Creo que las restricciones generan daño, están cada vez más limitados los movimientos, tanto en las comunas, en las provincias, en las regiones y ahora último hasta la salida del país. Eso va generando un escenario que obviamente causa a daño a la salud mental y a la salud de muchas empresas, particularmente pequeñas que se ven cada vez más restringidas, más ahogadas por la falta de condiciones para poder trabajar», sostuvo.

El gremialista indicó que «desde otro punto de vista tampoco observo una mejora sustancial; los indicadores de salud no evolucionan muy favorablemente, da la impresión de que muchas de estas restricciones, casi por la renovación automática y con el acostumbramiento, cada vez va generando menos grados de cumplimiento. Tampoco veo que haya capacidad de innovar para ir armonizando las medidas de salud con las de libertad que permitan recuperar parte de la salud mental y económica».

Por lo anterior, el senador Coloma indicó que «siempre uno está abierto a oír argumentos, pero en estas condiciones se requiere una explicación mucho más precisa y un plan de por qué podría ser necesario seguir restringiendo estas libertades».

«A mí me parece mejor ir volviendo a la normalidad, habrá que verlo con los cuidados y con las cautelas, pero a menos que haya un argumentos muy poderosos que se planteen muy de aquí a la fecha, creo que en la medida que uno vaya volviendo a la normalidad, va a ser también más exigente en ser más innovador en las medidas que nos permitan enfrentar la pandemia de la salud y las crisis económicas que esto va generando», apuntó.

Fuente: Emol.com