China aprueba una ley para oponerse a las sanciones extranjeras

China aprueba una ley para oponerse a las sanciones extranjeras

La ley prevé proveer al país de una base legal para responder a medidas como las impuestas por EE.UU. o la UE por cuestiones como la situación de los DD.HH. en Xinjiang.

El Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Parlamento) de China aprobó hoy una ley contra las sanciones extranjeras al país para «salvaguardar la soberanía nacional, su dignidad y sus intereses fundamentales», informaron los medios oficiales.

El Comité Permanente de la ANP llevaba desde el pasado lunes estudiando esta nueva legislación, la primera de este tipo aprobada en China, cuyos detalles todavía se desconocen.

La ley prevé proveer al país de una base legal para responder a sanciones como las impuestas recientemente por Estados Unidos o la Unión Europea (UE) por cuestiones como la situación de los derechos humanos en la región de mayoría uigur musulmana de Xinjiang.

«Algunos países occidentales, con manipulación y sesgo político, han usado recientemente varios pretextos, incluidos asuntos relacionados con Xinjiang y Hong Kong, para calumniar y eliminar a China, especialmente imponiendo las llamadas ‘sanciones’ a órganos estatales, organizaciones y funcionarios», señaló un comunicado de la Comisión de Asuntos Legales del Comité Permanente.

La nota indica que «dado que estas sanciones violan la ley internacional e interfieren en los asuntos internos» del país, China «considera necesario formular una ley especial para oponerse a las sanciones extranjeras».

Ese instrumento legal proveerá un «fuerte apoyo legal y una garantía para las legales contramedidas de China contra las medidas discriminatorias extranjeras», añade el comunicado.

Según la instrucción del plenario de la ANP el pasado marzo a su Comité Permanente, la intención es «actualizar sus instrumentos legales para afrontar los desafíos y protegerse de los riesgos» con el objetivo de oponerse a las sanciones internacionales, la interferencia y la jurisdicción de largo alcance.

El portavoz de Exteriores Wang Wenbin dijo que la aprobación del nuevo texto legal muestra «la determinación de China de proteger su soberanía y sus intereses fundamentales» y «no afectará a sus relaciones con otros países».

El debate de la ley comenzó el pasado año, todavía cuando Donald Trump era presidente de EE.UU., pero China esperó a comprobar la política de la nueva administración de Joe Biden para aprobarla, según expertos citados por los medios locales.

El pasado 22 de marzo la UE impuso sanciones contra funcionarios de China por supuestos abusos a los derechos humanos en la región de Xinjiang, las primeras de Bruselas al país asiático en más de 30 años.

Beijing reaccionó pocas horas después sancionando a diez personas, entre ellas cinco europarlamentarios y cuatro instituciones europeas.

Fuente: Emol.com