CPC sube el tono por nuevo ‘retiro’ en rentas vitalicias: no es expropiación, sino despojo

CPC sube el tono por nuevo ‘retiro’ en rentas vitalicias: no es expropiación, sino despojo

El gremio de las aseguradoras dijo que medida en estudio es peor que la anterior, porque los pensionados no alcanzarán a devolver el dinero, lo que precipitará la quiebra de muchas firmas.

No tuvieron efecto las advertencias de los expertos y los organismos reguladores, ni tampoco de la industria: el tercer retiro desde las AFP incluyó una fórmula para que quienes reciben rentas vitalicias pudieran solicitar un «anticipo o adelantamiento» a las compañías de seguro que las pagan, descontado del saldo aún no pagado. Esto, aunque quien contrata ese tipo de pensión entrega todos sus ahorros a cambio de una pensión de por vida, por lo tanto no tiene un saldo propio.

Obligadas a pagar esos «adelantamientos» a los pensionados que los soliciten, las compañías de seguro activaron diversas estrategias para defender su patrimonio, tanto en Chile como en el extranjero. Pero ahora, cuando esas acciones aun están en curso, la posiblidad de que este escenario se repita al estar incluido en el cuarto retiro ha vuelto a activar las alarmas.

En este contexto, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, y el vicepresidente de la Asociación de Aseguradores, Jorge Claude, realizaron este jueves una vocería conjunta para pedir al Senado que frene esta posibilidad.

Sutil dijo que se trata «de una situación gravísima» que afecta a 650 mil pensionados de rentas vitalicias (cuyo monto mensual cae si retiran) y a más de siete millones de personas que tienen diversos productos contratados con las compañías de seguro. Esto, detalló, porque esa medida «destruye la integridad y la estabilidad financiera de la industria de los seguros», porque afectaría «más allá del 50% de su patrimonio», lo que «podría poner en riesgo hasta la quiebra de algunas compañías».

La comisionada de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), Bernardita Piedrabuena, dijo que la entidad está preocupada de este tema, que puede terminar afectando tanto a los pensionados con rentas vitalicias, a aquellos que tienen seguros de vida o son beneficiarios del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia de las AFP. En conversación con Pauta de Negocios, de Radio PAUTA, la economista advirtió que la iniciativa dañará el patrimonio de las compañías de seguro, lo que afectaría al mercado y también a la institucionalidad del país al relativizarse «la certeza jurídica de los contratos».

Nueva medida «peor que la anterior» subir

Por su parte, Jorge Claude recordó que quienes contrataron una renta vitalicia no tienen una cuenta individual desde la cual girar (como en la AFP). Por eso, exigir a las aseguradoras que paguen del orden de US$ 3.500 millones como retiro «constituye un pago que no se va a recuperar en el tiempo».

El dirigente dijo que en la industria existe gran preocupación por el tema. «Lo que se está pidiendo no es realizable por parte de las compañías de seguros, porque involucra recursos que no están disponibles», indicó.

Señaló que unos 250 mil pensionados han recibido su anticipo, pero advirtió que lo que se discute hoy en el Congreso es «distinto» y «muchísimo peor». Ocurre que en el tercer retiro la persona solicitaba una cantidad de dinero en función de la reserva técnica, que se devolvía mediante una baja en la pensión en el mismo porcentaje de lo entregado. El proyecto actual establece que el dinero se devolverá aplicando un descuento máximo de 5% de la pensión, «y eso significa que las personas, si en teoría devolvieran todo, tendrían que vivir 30 años más. Nuestros cálculos dicen que la mayoría no va a alcanzar a devolver el adelanto», aseguró.

Advirtió que existe «una alta probabilidad de que un porcentaje de compañías entre en una situación de incumplimiento de todos los límites y reglas formales financieras que impone la autoridad y, por lo tanto, tengan que enfrentar una situación técnicamente de insolvencia». Eso se podría traducir, dijo, «en que la autoridad tenga que intervenir, no sabemos cuál sería el efecto».Despojo y reputaciónsubir

El presidente de la CPC enfatizó que esta situación significa «quebrar las reglas del juego» en materia de inversión y desarrollo, «especialmente respecto del cumplimiento de las obligaciones que tiene Chile con los inversionistas extranjeros, en cuanto no se va a atentar contra el derecho a la propiedad».

Añadió que si se aprueba nuevamente este «retiro» desde rentas vitalicias, «me pregunto si algún inversionista extranjero volvería a invertir en Chile, porque esto quiebra las reglas del juego absolutamente».  Planteó que «esto ni siquiera se podría considerar una expropiación; esto significa, por qué por no decirlo, un despojo absoluto a las reglas del juego».

Fuente: pauta.cl