Musk ve necesaria la renta básica universal en un futuro en el que los robots harán el trabajo de los humanos

Musk ve necesaria la renta básica universal en un futuro en el que los robots harán el trabajo de los humanos

El 14% de los empleos tienen un alto riesgo de automatización

Varias ciudades de EEUU han puesto en marcha ensayos con este ingreso

Elon Musk, CEO de Tesla, tiene cada vez más claro que en el futuro los robots, como el que él está construyendo, harán el trabajo de los humanos. Por ese motivo, el segundo hombre más rico del mundo considera que en el largo plazo será necesaria una renta básica universal.

Esta semana, Musk anunció que está trabajando en un robot, denominado «Tesla Bot», con capacidad para realizar ciertas tareas en lugar de los humanos. Según Business Insider, el propio Musk reconoció que se trata de un avance que hacía una sociedad en la que robots como el suyo ocuparían los puestos de trabajo de los humanos, perdiendo éstos su sustento.

Aunque eso todavía no ha ocurrido, la automatización del trabajo es una tendencia que lleva desarrollándose desde hace años y que ha experimentado una aceleración a raíz de la crisis de la Covid-19. Según los datos de la OCDE, un 14% de los puestos de trabajo tienen un alto riesgo de automatización, una cifra que podría incrementarse en el futuro. De ser así, parece bastante probable que se reabra el debate político sobre la renta básica universal.

Básicamente, se trataría de un ‘derecho’ al que cualquier ciudadano podría accedersin tener que cumplir previamente ningún requisito. Conocidos son los resultados del experimento fallido de la renta básica en Finlandia, que no consiguió activar el mercado laboral pero sí que contribuyó a mejorar la salud mental y el bienestar económico de los receptores. 

A pesar de este fracaso, varias ciudades de Estados Unidos están poniendo en marcha planes basados en este ingreso garantizado, en un intento de luchar contra la pobreza. La primera localidad del país en hacer este experimento fue Stockton, en California, a la que siguieron Hudson y Oakland.  En el programa piloto de Hudson se darán 500 dólares mensuales a 25 residentes escogidos al azar durante 5 años. Por su parte, Del ensayo en Oakland se beneficiarán 600 familias, que recibirán esa misma cantidad mensual durante año y medio.

No obstante, la automatización del trabajo no tiene porqué desembocar es una destrucción masiva de empleos. Según un informe del Foro Monetario Internacional, esos 85 millones de empleos desplazados irán acompañados de la aparición de otros 97 millones de puestos de trabajo.

Fuente: eleconomista.es